Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

La religión

| Comments

En mi país la religión dominante es la ortodoxia, y desgraciadamente no es sólo dominante entre otras religiones, pero también en la vida laica.

Me da miedo cualquier tipo de dogmatismo y me parece innatural cuando la persona llegando a cierta edad deja de cuestionar, deja de decir “¿por qué?” Pero ahora en mi país crece la intolerancia y ya en el nivel legislativo está prohibido decir algo como “Dios no existe”. Este año para el código penal aceptaron la ley sobre la ofensa de los sentimientos de los creyentes.

Dios no existe. Con esta frase se puede caer en la cárcel por 3 años.

Vale, tengo que confesar que antes también era así. Fue muy innatural el proceso de cristianización de Rusia. La religión cristiana fue implantada con poder, y unos que no querían abrazarla fueron perseguidos. Pero a los monarcas eso les dio más poder. También eso cambió la cosmovisión de las personas. En el cristianismo la persona ya nace culpable y por toda su vida tiene que pagar por el pecado. Además les inculcaron la idea de que en esa plutocracia todos los que tenían dinero y poder, lo tenían por Dios, que se formó la costumbre de llamar a sus gobernadores y feudalos como “padre”. Padre que puede ser cruel, pero sabe todo: cómo vivir, qué hacer con la cosecha, qué es bueno y qué es malo, – tiene la autoridad absoluta.

Lo mismo está pasando ahora, cuando Putin juega a un zar-autócrata, que “salva” la gente de los funcionarios malos.

Intelligentsia

| Comments

Según el diccionario de Vladímir Dal, intelligentsia es “la parte de la sociedad razonable, culta e intelectualmente desarrollada”. El término nació en el siglo XIX en Rusia, lo mencionó el poeta ruso Vasili Zhukovski en su diario, describiendo la sociedad de San Petersburgo. En la cultura rusa en los días prerevolucionarios de 1917 bajo dicha palabra se sobrentendió que es la gente que no sólo es inteligente, sino que tiene inclinaciones al mesianismo, es decir: una preocupación por el destino de la humanidad, tendencias a la crítica social, capacidad de solidarizarse con “los humillados y ofendidos”. En primer lugar, la intelligentsia se oponía al poder del Estado. Un poco más tarde, en la Unión Soviética la llamaron con desprecio “la capa intermedia” de la sociedad. No cualquier persona culta podía ser considerada en este grupo, apenas unos que criticaban al gobierno “atrasado”. Por el contraste entre la pretensión al mesianismo y aislamiento del pueblo los llevó al abismo entre ellos y los demás. Y en los tiempos contemporáneos mantiene esta tendencia. La intelligentsia de hoy sigue con el mismo romanticismo: quiere ver todas las cosas bonitas y al mismo tiempo separarse de todo lo malo. No nota la variedad en la vida. Pero este no significa que tienen que dejar de separar lo bueno y lo malo, sino pensar que esto ya está hecho en algún otro lugar, o como dicen, “en los países normales”. Como dijo A. Baunov (filólogo y periodista), ellos son como los primeros cristianos, pero en lugar de Dios, creen en “la razón”. Ellos sueñan que el lobo debe acostarse al lado del cordero. Y sus quejas del mundo y de los políticos son siguientes: ¿dónde tienes un lugar para un cordero? Pero no sólo en Rusia son así. Esto nos une con Latinoamérica, donde están desolados, porque no llegó el reino de los cielos, y que la vida no ha cambiado. Esto estado de ánimo es también ruso – el romanticismo cristiano, mejor infantilismo. Baunov piensa que todo el continente latinoamericano es una Europa oriental al revés: mientras los europeos se quejan de que vinieron los rusos y les impusieron su socialismo y no les permitieron conformar una democracia; los latinoamericanos se quejan de los estadounidenses por no permitir la formación del socialismo.

1812

| Comments

En 1812 Napoleón Bonaparte entró con su ejército a Rusia para que Francia tuviera más poder en la parte continental.

Él fue caminando por la parte europea de Rusia sin problemas significantes. Luego él dirigió su ejército desde Smolensk hasta Moscú, mientras el ejército ruso se estaba apartando. Kutuzov, el comandante jefe, lo hizo para que su gente pudiera evitar la batalla que podía perder. Pero cuando Napoleón llegó a los alrededores de Moscú, Kutuzov tuvo que aceptar la batalla para que su ejército no pudiera su aspecto moral. Pero en Borodinó perdió mucha gente y entonces tuvo que apartarse de nuevo. El 14 de septiembre Napoleón entró a Moscú, pero los rusos incendiaron la ciudad para que los franceses no pudieran estar por allí. Napoleón esperó por unos meses en la ciudad destruida para que los rusos trajeran la llave de Moscú y reconocieran su derrota. Pero los rusos no vinieron, entonces él tuvo que volver a Francia porque empezó a sentir mucho frío y le faltaba la comida, además para que su ejército no hiciera saqueos. Pero cuando la gente rusa escuchó que Napoleón iba a volver a Francia, empezó a crear una guerrilla contra su ejército para que volviera a su país lo más afectado posible. Al final de su camino Napoleón perdió casi todo su ejército y perdió la guerra contra los rusos.

Revolución Cultural

| Comments

Antes me gustaba mucho el programa que se llama “Revolución Cultural” (así denominada por la revolución que ocurrió en China en el siglo veinte) y que mostraban el canal Kultura. Era una serie que veía cada jueves por la noche.

La idea del programa es así: en el estudio se encuentran dos invitados y un presentador. El presentador dice a todos el tema del programa y dice algunas frases como introducción. Luego, el concede la palabra al primer invitado, que empieza a dar su opinión (debe ser corto y concreto) a favor del tema. Cuando él termina, el otro invitado toma la palabra y también relata sus pensamientos, pero en este caso con opinión contraria sobre el asunto. Por ejemplo, si el tema es “La verdad nace en la discusión” el primero debe de explicar porque está de acuerdo con esto y el otro porque esta declaración es falsa. Cuando terminan, la gente del auditorio hace preguntas para comprobar la posición de los invitados. En la tercera parte del programa la gente del auditorio expone sus opiniones del asunto, al final el presentador pregunta a los invitados si cambiaron su opinión o no y por qué.

El desastre

| Comments

Dos hombres estaban pescando el 26 de abril de 1986 en la orilla del río Pripyat. Ellos no imaginaban que ese sería el ultimo día de sus vidas.

A unos metros estaba la central nuclear de Chernóbil. Allí era donde trabajaban, pero ese era su día libre. En el interior de un edificio grande otros tres hombres estaban realizando una prueba para saber las capacidades del reactor atómico. Entre ellos se encontraba un joven ingeniero, un supervisor y su jefe Dyatlov. Fue una sorpresa para todos que, antes de la prueba, descendiera el nivel de potencia. El ingeniero advirtió a sus compañeros no deberían continuar con el experimento bajo esas condiciones, pero Dyatlov, que antes ya había presenciado un accidente con otro reactor, estaba preocupado por su reputación y mandó que siguieran con la prueba. Pero nadie sabía que ese reactor tenía una falla en el diseño y funcionaba mal con baja potencia. Diantlov ordenó al ingeniero que subiera las barras de control. Esto llevó a que el reactor se calentara y produjera mucho vapor, quedándose sin agua a cada minuto. Así en su interior se formó un espacio muy caliente, que finalmente explotó.

Los dos pescadores pudieron observar una cadena de explosiones. En una hora comenzaron a sentirse mal, y horas después su piel se oscureció, lo que significó que recibieron una dosis de radiación muy alta. Su muerte era inevitable.

Imagen: © Caroline

El viaje en avión

| Comments

Lo que más me gusta de viajar en avión es la altura. Me fascina estar tan lejos de la tierra y poder mirar todo desde la ventana: las casas chiquiticas, las carreteras, los barcos en el océano, etc. También me gusta sentir la expectativa del lugar nuevo, pensar cómo voy a llegar y sentirme por allí, después de estar por mucho tiempo en el mismo lugar, ir a la misma oficina cada día, luego al supermercado de al lado, ir casa… el viaje es una gran impresión.

El patio

| Comments

Ya empieza a atardecer. El sol se está poniendo, dejando la luz tenue y suave que produce las sombras largas. Un viejo está sentado en una banca debajo del árbol. Está muy concentrado sobre la apretura de ajedrez. Sus manos y su rostro están cubiertos de arrugas, se ve simiesco, por eso a primera vista parece que es poco amistoso.

En la fuente al lado el agua murmura y llama a los pájaros que quieren calmar su sed. El ruido que hacen atrae la atención del viejo y él empieza a mirarlos. Él saca la botella de limonada para tomar un trago, y su mirada fija en el columpio que está en el otro rincón del patio. Aquí se estaba columpiando cuando era niño. Ya pasaron casi 50 años desde cuando le cogieron y metieron en la cárcel, hace 50 años no ha visto estos columpios. El viejo atraviesa el patio y se sume en las memorias. Ya le parece que vive de nuevo, y solo las cicatrices en su espalda recuadran de los tiempos oscuros. Por fin el siente como encontró su origen, el comienzo de todo, desde que ahora puede empezarlo de nuevo y pintarlo de otros colores.

Tren

| Comments

Me encantan los trenes! Me parece que es un medio de transporte mágico. El encanto empieza cuando la persona sube en el vagón y siente este olor del nuevo viaje fascinante. Se sienta en el diván de la ventana se sumerge en esta atmósfera del camino. Y cuando el tren empieza a ir, se puede escuchar el ruido de las ruedas, monótono y tranquilizante. Me encanta leer algo en el tren, o escuchar la música country,… o simplemente mirar desde la ventana los paisajes e imaginar como sería mi vida en la ciudad que pasamos si viviera por allí.

Dentista

| Comments

Ahora los dentistas no me asustan, pero antes me daban mucho miedo. Siempre lloraba en el consultorio dental. Pero no creo que fuera por el dolor o lo incomodo. Mayormente lloré porque los adultos me decían que no iban a hacerme nada, sólo mirar. Pero después me metían el torno en la boca o las pinzas de extracción. Entonces empezaba a llorar de ofensa porque ya no podía creer a nadie y ni a mi propia madre, porque todos me mentían. Y después de salir del consultorio lloraba aún más porque siempre me preguntaban por qué lloraba si no había pasado nada. Por eso pienso que es mejor decir la verdad a los niños, para darles así la oportunidad de prepararse psicológicamente y para que luego se sintieran orgullosos de haber superado el dolor, en lugar de llorar pensando que los adultos son unos mentirosos.

Espiar a tus vecinos

| Comments

Me parece que la situación perfecta es cuando tu tenes el patio donde puedes sentarte tranquilamente observar todo alrededor tuyo. Es aconsejable que tengas las gafas ahumadas para que tus vecinos no se fijen que los estás observando. Así puedes mirarlos mientras que lleguen y salgan de la casa. También es preciso que lleves un libro y lo dejes abierto para que los demás no piensen que estás desocupada. En cuanto alguien te pregunte por qué pasas tanto tiempo sentándote en la banca, puedes responder que tu doctor te dijo que para la salud es mejor que pases más tiempo al aire libre y ahora sólo sigues su instrucciones, nada más.