Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

¿Cómo consigo libros en ruso?

| Comments

Antes de empezar a enumerar los lugares, páginas, precios, etc, creo que debo responder la pregunta «¿para qué?». ¿Por qué me tomo tanta molestia para tener los libros en físico si los puedo descargar de Internet?

La mayoría de libros que leo en ruso, los tengo en mi aplicación Bookmate, donde pago la suscripción anual. Los libros que no encuentro allá, los suelo comprar en Google Books, o en los casos en los que el autor o la autora ya están muertos, los descargo en una página llamada Flibusta.

Con la mayoría de los libros de ficción todo es simple: lo abro, lo leo desde el inicio hasta la última página, guardo unas citas que me llamaron la atención y lo pongo a un lado hasta la siguiente lectura. Pero con los libros de no ficción todo es más complejo. La lectura no siempre es lineal: a veces hace falta devolverse para volver a leer ciertos fragmentos, aclarar algo o buscar referencias. Es más probable que después de la lectura uno quiera volver a pasar por algunos fragmentos que le interesaron, o buscar un dato. En este caso, aparte de la funcionalidad de búsqueda por texto, los programas de libros electrónicos no ayudan mucho. Sin contar los casos cuando los libros tienen reproducciones de pinturas o mapas. Es estos casos, en mi opinión, el libro físico es la solución más práctica, especialmente si uno tiene buenos stickers.

Entonces, volviendo al tema, primero busco libros en las páginas rusas que tienen envío internacional. Hay unas que los envían por el correo «normal», es decir, desde Rusia sale por Pochta Rossii, y llega a Colombia por 4-72. Pero es una pesadilla de experiencia, porque 4-72 es un desorden absoluto. La última vez que pedí por 4-72, en la página de ellos salió que me habían intentado entregar el paquete tres veces y fallaron, luego volvieron a llevar mis libros al punto cerca al aeropuerto. Durante una semana entera estuve hablando con servicio al cliente para solicitar que al menos los enviaran al punto de entrega en Usaquén, que es el más cercano a mi trabajo. Al fin, un libro llegó todo golpeado, y decidí no volver a traer cosas por 4-72.

Otra alternativa son las páginas como labirint.ru y book24.ru, que envían por medio de DHL. Obviamente, así el envío sale mucho más caro, pero hay que tener en cuenta que todo se balancea un poco comparando los precios de los libros. Mientras que en Colombia un libro nuevo cuesta entre 40 y 70 mil pesos, en Rusia un libro con pasta dura puede costar entre 10 y 20 mil.

Lo que es completamente impredecible para mi son los impuestos que a veces cobran y a veces no. He tratado de preguntar en 4-72 y en DHL sobre la regla, pero en ambos sitios me dijeron que para ellos también es algo completamente aleatorio. Por ejemplo, hace medio año compré tres libros grandes y no me cobraron nada, y hace un par de meses me llegaron tres libros delgaditos de Rusia, y me cobraron 60 mil pesos de impuestos por ellos. En ambos casos en el paquete había un aviso que decía «Books».

Otra forma de conseguir libros es durante los viajes a países en los que viven muchos inmigrantes de Rusia. Por ejemplo, en Israel hay muchas librerías rusas, especialmente en el norte del país donde casi todas las tiendas tienen algunos productos de Rusia. Lo mismo aplica para Berlín oriental, que en unas partes se ve igualito a una ciudad promedia rusa — por la arquitectura, el ritmo de la vida de los barrios y el surtido de mercancías en las tiendas. Hay tantos rusos, que hasta en la librería más grande de Berlín llamada Dussmann tienen todo un estante lleno de libros en ruso.

He comprado libros en la librería Isradon en Haifa, en el Mundo de Libros en Tel Aviv, en la tienda Pegasus en Ámsterdam, en Gelikon Shop en Berlín, y he visto libros en ruso en varias tiendas de aeropuertos en España. Entiendo que en Nueva York y en Londres hay un montón de librerías rusas, e incluso en Waterstones en Piccadilly venden libros en ruso. Muchas de estas tiendas también hacen envíos internacionales, sin embargo, el envío es bastante caro.

Otra forma de conseguir libros que descubrí recientemente es por Amazon. Los libros allá tienen precios similares a los de Colombia, el envio es gratuito si uno hace compras por más de 35 dólares, pero las ediciones de los libros en ruso que tienen allá son un poco raras. Se ven incluso un poco piratas, porque nunca había visto antes las editoriales o impresiones que venden en esa página. También por Amazon es casi imposible conseguir un libro de uno de los autores contemporáneos rusos. Ellos venden más que todo literatura de ficción clásica, como libros de Tolstoy, Dostoyevskij, Lermontov, etc. Los libros llegan muy rápido por medio de Deprisa y Amazon calcula el valor de los impuestos en el momento de la compra.

Y la última solución que se me ocurre es imprimir libros en el centro de Bogotá. Por ejemplo, hace poco imprimí el libro Transportation for Livable Cities de Vukan R. Vuchic con pasta dura por sólo 30 mil pesos.

Así son mis formas de conseguir libros en ruso. Si han encontrado otras fuentes, por favor, compártenlas.

Comments