Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

Preparaciones para un viaje. Autobiografía de Agatha Christie

| Comments

A veces no sé qué me gusta hacer más: viajar o prepararme para un viaje. Aún no tengo nada planeado, ni reservas, ni siquiera la fecha definida (tal vez sea el verano del próximo año), pero ya estoy en el modo “Inglaterra” y me estoy sumergiendo a la cultura de Albión. Para corroborar los estereotipos sobre los rusos, empecé con las bebidas alcohólicas - la cidra inglesa.

En mis planes:

Terminar la autobiografía de Agatha Christie, que cuenta muchos datos curiosos sobre la vida en los inicios del siglo pasado desde cómo arrendar una casa hasta cómo las mujeres nadaban en el mar sin mostrar las piernas. 🤦‍♀️ Luego ver el documental sobre la autora hecho por David Suchet (el mejor Poirot). Leer la historia de Londres por Peter Ackroyd (¿alguien lo ha leído? ¿qué tal son sus libros?), y seguir leyendo los autores contemporáneos ingleses, escoceses, galeses e irlandeses (bienvenidas las sugerencias).

El documental con David Suchet que mencioné:

Autobiografía de Agatha Christie.

Durante los primeros años de bachillerato, descubrí en la biblioteca de la casa los libros de Agatha Christie. Para esas vacaciones de verano nos pusieron de tarea leer bastantes libros gruesos de Tolstoy, Lermontov y Dostoevsky, pero en vez de adelantar el programa obligatorio de literatura, pasaba todos los días resolviendo los casos de asesinatos con Hércules Poirot. Años después perdí el interés por los detectives, pero siempre me interesaba la personalidad de la escritora. La vida de Agatha Christie estaba llena de aventuras, así como en sus novelas. Hizo un viaje alrededor del mundo en un barco, trabajó como enfermera durante la Primera Guerra Mundial, con su segundo esposo pasó mucho tiempo en las expediciones arqueológicas en Siria e Irak. Lo más curioso para mi fue ver cómo estaba cambiaba la sociedad a lo largo de su vida. Agatha Christie nació cuando todavía se vivía época victoriana, cuando las mujeres no podían trabajar y su único objetivo era encontrar un buen esposo y consentirlo. No existían los reproductores de música, entonces cuando tenían visita y querían escuchar algo, las mujeres de la familia tenían que saber cantar y tocar piano. Las mujeres no podían nadar en el mar cerca a los hombres, de hecho, tenían playas destinadas para mujeres y a pesar de eso tenían que entrar al agua con todas sus faldas y medias de baño, que era bastante incómodo. El estereotipo de que las «princesas» no cagaban llevó a considerar como mal visto para una mujer entrar al baño o salir de allá. Cuando tenían visita, a veces Agatha pasaba un buen rato en el baño, esperando el momento oportuno para salir y que nadie se diera cuenta. A pesar de todos los horrores del patriarcado, Agatha Christie juzgaba a las mujeres que querían ser independientes y trabajar. Según ella, lo más importante era conseguir un buen esposo y disfrutar la vida no haciendo nada. Hay que mencionar, que la familia de Agatha era bastante adinerada: tenían cocineras, niñeras, jardineros. Pero la vida estaba cambiando. Durante la Primera Guerra Mundial, por fin se reconoció de que las mujeres podían hacer algo, pero eso no duró mucho tiempo. Cuando la guerra terminó, las mujeres volvieron a las casas a cuidar el hogar. Es interesante leer cómo la gente recibía los avances tecnológicos. Agatha cuenta sobre las protestas provocadas por la construcción de tranvías en Inglaterra, cómo aparecieron los carros y se volvieron algo cotidiano, ó que viajar al exterior se volvió más difícil, porque empezaron a pedir pasaportes y visas. Nos cuenta cómo se estaba cambiando el sistema de educación, cómo aparecieron tiendas que vendían comida prefabricada y otras cosas curiosas de la vida cotidiana, que ayudan a entender situaciones que tenía que enfrentar la gente de esa época en su día a día.

Comments