Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

Ciencia ficción rusa y soviética: Aleksandr Beliáyev

| Comments

Alexander Beliáyev es uno de los escritores soviéticos de ciencia ficción más reconocidos de la primera mitad del siglo XX. Durante su vida, él escribió 17 novelas y docenas de cuentos. A Beliáyev le interesaban los temas del funcionamiento del cerebro, su conexión con el cuerpo, la vida del alma y el espíritu. En sus libros él trataba de responder las preguntas si el cerebro puede vivir sin cuerpo, si es posible trasplantar un cerebro ó de cuáles son los límites de la ingeniería genética.

Alexander Beliáyev nació el 16 de marzo de 1884 en Smolensk en la familia de un cura ortodoxo. En la infancia le gustaba mucho la música, él solo aprendió a tocar violín, estudiaba el idioma esperanto y le encantaban los libros de aventuras. Desde la infancia él soñaba con volar: trataba de volar, amarrandose escobas a los brazos, se lanzaba del techo con una sombrilla o paracaídas improvisado, hecho de sábanas. Un día después de uno de los intentos por volar, él saltó de una leñera y se lastimó la espalda. Ese trauma afectó toda su vida posterior, desde los 35 años Beliáyev sufría de los dolores permanentes de espalda e incluso estuvo paralizado durante unos meses.

El papá quería que su hijo fuera un cura, como él, pero después del seminario Beliáyev salió como ateo convencido. Beliáyev participó activamente en la Revolución rusa de 1905, construía barricadas, se unía a las protestas de estudiantes, y como resultado, llamó la atención de la policía.

Después de la universidad Beliáyev se volvió legista reconocido y al mismo tiempo trabajaba como periodista. Tendiendo buena reputación y, gracias a eso, buenos ingresos, Beliáyev se pudo permitir viajar por Europa, conoció Francia e Italia y voló en un hidroavión. En 1915 Beliáyev se enfermó de tuberculosis y por las complicaciones después de la enfermedad tuvo que pasar unos años en un hospital. Durante ese tiempo él leía mucho, más que todo las obras de Julio Verne, Herbert George Wells, Konstantín Tsiolkovski.

En 1923 Beliáyev se mudó a Moscú y empezó a escribir libros. Primero publicó en una revista de geografía y ciencia llamada «Vokrug sveta» (que se traduce como «alrededor del mundo»), otras revistas llamadas «Znanie — sila» («Знание — сила») y «World Pathfinder» («Всемирный следопыт»).


«Vokrug sveta» es una revista rusa de ciencia popular y geografía, que se publica desde 1861 y todavía sigue siendo bastante popular.

«Znanie — sila» («El conocimiento es poder») es una revista de ciencia ficción y no ficción, fundada en 1926. Su título fue inspirado por la cita de Francis Bacon — «Ipsa scientia potestas».


«La cabeza del profesor Dowell»

En 1928 Beliáyev publicó una novela llamada «La cabeza del profesor Dowell» («Голова профессора Доуэля») sobre el profesor-cirujano Dr. Kern que realiza unos experimentos para animar la cabeza de su maestro, el famoso profesor Dowell, fallecido bajo circunstancias sospechosas. Bajo la dirección de la cabeza viva de Dowell, Kern lleva a cabo una serie de operaciones exitosas para animar otras cabezas y cuerpos.

Alexander Beliáyev decía que en cierta parte es una novela autobiográfica, porque él durante los tres años y medio de su enfermedad también estuvo inmovilizado en la cama y se convirtió en «una cabeza sin cuerpo».

En 1984 salió la película «El legado del profesor Dowell» («Завещание профессора Доуэля») que fue filmada con base en la novela de Beliáyev y dirigida por Leonid Menaker.

Watch online Professor Dowell’s Testament in English

Durante su vida en Moscú Beliáyev publicó varias otras obras:

«The Shipwreck Island»

«The Shipwreck Island» («Остров погибших кораблей», 1926-1927) que según el autor, es una traducción libre de la película estadounidense «The Isle of Lost Ships» del año 1923. Es una novela que se trata de un naufragio de un gran transatlántico llamado «Benjamin Franklin», que iba desde Génova a Nueva York. Los sobrevivientes de esa catástrofe se encontraron una isla del mar de los Sargazos, que durante siglos acumulaba los restos de los barcos. En la isla vivían varios náufragos con su gobernador el señor Slayton.

En 1994 se filmó la película anti utopía, basada en la novela, llamada «Lluvias en el océano» («Дожди в океане»).

«The Last Man from Atlantis»

«The Last Man from Atlantis» («Последний человек из Атлантиды», 1925) es un libro que describe el descubrimiento de la isla Atlántida por el profesor Lárison.

«El hombre anfibio»

«El hombre anfibio» («Человек-амфибия», 1928 ) es uno de los libros más reconocidos de Aleksandr Beliáyev. Se trata de un muchacho que es capáz de vivir bajo el agua.

Un día al cirujano argentino Salvator, que estaba ocupado con sus investigaciones y experimentos en biología, le traen a un muchacho que estaba a punto de morir por tener los pulmones muy débiles. Para salvar la vida del muchacho, el doctor le trasplanta las agallas de un tiburón. Gracias a eso el niño sobrevive, aunque para mantener su salud debe establecer un régimen especial: pasar una parte de tiempo en el agua y otra en tierra.

Salvator les dice a los papás del muchacho que su hijo murió, pero en realidad lo adopta y lo deja vivir en su casa en la orilla del mar. En la casa el doctor hace un túnel por medio del cual el muchacho Ichthyander puede salir al mar y pasar el tiempo necesario bajo el agua.

Durante sus salidas Ichthyander suele cortar las redes de pescadores y liberar la pesca. Así cobra la fama del «diablo del mar». Un día, Ichthyander salva a una muchacha que se estaba ahogando en el mar, y se enamora de ella. Asombrado por la belleza de la muchacha, Ichthyander decide volver a verla y va a la ciudad para buscarla. Así, el «diablo del mar» se enfrenta con el mundo cruel y odioso de las personas, donde no hay lugar para alguien tan peculiar como él.

En el año 1961 salió una película basada en el libro de Beliáyev, la cual en 1962 se volvió la líder de la distribución de películas soviéticas. Ese año la vieron 65 millones de espectadores. Las escenas marítimas fueron filmadas en el mar Negro cerca a Crimea y las escenas de Buenos Aires — en Bakú.

Al final de los años 20, Beliáyev ya se convirtió en un escritor profesional. Sin embargo, al inicio de los 30 las novelas de fantasía ya empezaron a ser ajenas al régimen soviético y se dejaron de producir las publicaciones de obras de ese estilo. A Beliáyev le sugirieron otros temas para escribir, por ejemplo, sobre la vida en unn koljós, pero el escritor, argumentado que no entendía nada sobre la vida del campo siguió siendo fiel a su género literario preferido.

En el 1932, sin poder encontrar un lugar dónde publicar sus obras, Beliáyev se mudó a Murmansk donde empezó a escribir en el periódico «Pravda polar» («pravda» en ruso significa «la verdad»). Allá él escribió sus otras novelas «The Wonderful Eye» («Чудесное око», 1935), en la que describe los usos de la televisión bajo el agua, y «Under An Arctic Sky» («Под небом Арктики»).

El 1934 Beliáyev conoció en persona a Herbert George Wells, durante la tercera visita del escritor británico a la Unión Soviética, y además empezó a mantener correspondencia con el físico soviético Konstantín Tsiolkovski.

The leadership of Joseph Stalin led to a change in his [Herbert George Wells] view of the Soviet Union even though his initial impression of Stalin himself was mixed. He disliked what he saw as a narrow orthodoxy and intransigence in Stalin. He did give him some praise saying in an article in the left-leaning New Statesman magazine, "I have never met a man more fair, candid, and honest" and making it clear that he felt the "sinister" image of Stalin was unfair or false. Nevertheless he judged Stalin's rule to be far too rigid, restrictive of independent thought, and blinkered to lead toward the Cosmopolis he hoped for. In the course of his visit to the Soviet Union in 1934, he debated the merits of reformist socialism over Marxism-Leninism with Stalin.

Wikipedia

Preguntas vergonzosas sobre el año 1937

En el 1935 el escritor se mudó a Leningrado y volvió a escribir para la revista «Vokrug sveta».

En el año 1941, poco antes de la Segunda Guerra Mundial, Beliáyev publicó su última novela llamada «Ariel» sobre un muchacho que obtuvo el súper poder de volar.

El escritor no sobrevivió al Sitio de Leningrado y murió entes de 1942 por el frío causado por la falta de comida. Beliáyev fue enterrado en una fosa común junto con otros ciudadanos de Leningrado.

El Sitio de Leningrado fue una acción militar de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial encabezada por Wilhelm Ritter von Leeb, que buscó inicialmente apoderarse de la ciudad de Leningrado (la actual San Petersburgo). Los soviéticos construyeron una intrincada defensa alrededor de la ciudad, camuflaron edificaciones históricas con redes que impedían determinar su perfil y llegaron a colocar explosivos por todo el subsuelo para volar la ciudad si era tomada, incluyendo tanto a enemigos como a la población civil que quedaba en la ciudad.

Ante la perspectiva de tener que mantener a una población enemiga de más de 3 000 000 de habitantes, Adolf Hitler instó a que se asediara y se dejara morir a la población por el hambre y el frío. El sitio duró casi 900 días, desde 1941 hasta 1944. La población local sitiada fue sometida a una intensa lucha por la supervivencia.

Cientos de miles de familias murieron de frío y hambre en sus hogares. La falta de los alimentos llevó la población a alimentarse de palomas, gatos y ratas; también hubo actos de antropofagia y compraventa de cadáveres.​ La ciudad estuvo a punto de perecer de no ser por un corredor que se estableció a través del helado lago Ládoga, por donde llegaba una mínima ayuda a los sitiados. Los muertos hasta ser liberada la ciudad superaron la cifra extraoficial de 1 200 000.

Wikipedia

Enlaces:

Comments