Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

Noticias de Noviembre 2017

| Comments

Vamos a ver qué interesante nos trajo el mes de noviembre.

Primero, la iglesia ortodoxa rusa salió con una nueva estupidez, que es un libro llamado «Fundamentos morales de la vida familiar». Se supone que ese material debe ser usado como un libro de texto en colegios de Rusia. Ahora el Ministerio de Educación y Ciencia está considerando incluir ese curso en el listado de materias obligatorias.

Les voy a traducir una cita increíble de la página 34 del libro: «Según los estudios, realizados en Europa y los EEUU, sobre las capacidades mentales de personas de los dos sexos, se concluyó que entre los hombres hay más personas superdotadas y, al mismo tiempo, hay más personas con retrasos mentales. Es decir, el rango de capacidades mentales de los hombres es mucho más amplio que el de las mujeres.

Durante numerosas investigaciones tanto en Rusia como en el exterior fue demostrado que durante el proceso de desarrollo de los hombres se destacan los siguientes rasgos: los intereses intelectuales, el nivel alto de aspiraciones, la estabilidad emocional y la agresividad más alta. Mientras tanto para las mujeres son la orientación social, la perseverancia, la percepción estética, el deseo de llegar a los límites de lo posible. Las mujeres tienden a inclinarse ante la autoridad y confiar en ella en situaciones difíciles, lo que es menos característico para los hombres.

A los hombres les conmueven más los problemas relacionados con su carrera profesional, mientras que a las mujeres las afectan relaciones familiares. Dentro de las relaciones laborales, las mujeres valoran más las buenas conexiones entre personas, mientras que los hombres - el nivel profesional y los logros laborales.

Los hombres y las mujeres tienen fuentes diferentes de la satisfacción y felicidad. Para hombres es su estado social y el trabajo, y para mujeres - los niños y el bienestar en la familia.

Muchos problemas de las relaciones conyugales surgen cuando la gente no se da cuenta de las diferencias psicológicas entre hombres y mujeres. Por ejemplo, cuando una mujer salta de un tema a otro en una conversación es porque está demasiado emocional durante la discusión, es difícil entenderlo para un hombre, que va a pedirle controlarse mejor, debido a que ella simplemente necesita que la oigan. Otro ejemplo, cuando un hombre está ocupado con algo, él no es capaz de percibir la invitación de una mujer de ir a caminar, porque él necesita tiempo para pasar del programa “trabajo” al programa “descanso”.»

Por otro lado, podemos mencionar otra «obra maestra» del mes. Es la ilustración para un artículo de SMM con el título «Cómo definir el público objetivo»:

Es curioso que la gente de mercadeo siga hablando como si sus oyentes fueran sólo hombres. Pero creo que va a ganar el libro sobre el sistema operativo Android «Android para mujeres»: «todo lo que una verdadera mujer necesita en su tableta o celular».

En noticias más positivas, recientemente en Inglaterra salió una iniciativa de prohibir el sexismo en la publicidad. Es posible que pronto desaparezcan los comerciales y carteles publicitarios que se aprovechan de los estereotipos de género, por ejemplo, en los que dicen que el lugar de la mujer es en la cocina con la olla en una mano y con un trapo en la otra, en los que evalúan los cuerpos de mujeres, o que presentan a las mujeres como personas tontas con falta de opinión propia, quienes no son capaces de manejar una maquinaria y entender la ciencia.

Por ejemplo, a menudo en los comerciales de detergentes o jabones observamos la siguiente situación: una mujer está lavando alguna mancha con toda la dedicación y desesperación por no lograr quitarla. Luego aparece un «superhombre» (como Mr Músculo, por ejemplo), que le dice algo como: «Mujer, no entiendes nada en jabones porque con ese jabón que tienes no podrás quitar ninguna mancha. Toma este nuevo y pruébalo.» Con esas palabras el «superhombre» le entrega el jabón de «la nueva generación» y se retira, mientras que la mujer sigue lavando, pero ahora con más éxito gracias a sus consejos.

Según las sugerencias de la ASA (Advertising Standards Authority ó la Autoridad de estándares publicitarios), se van a prohibir los argumentos en los cuales toda la familia hace el desorden, pero sólo la mujer se encarga del aseo, o en los que el hombre no es capáz de hacer oficio en la casa y cuidar a los niños, imponen los estereotipos de género.

Mientras tanto en las tiendas rusas podemos ver un juego de condimentos llamado «sueño de una mujer» o esas frases en el jabón de la marca Pril: «Mi querida, ¡que suerte tengo contigo!» o «Mi querida, ¡tus manos me vuelven loco!» (se supone que las manos que lavan la vajilla).

Luego algunos se hacen la pregunta: «¿Y por qué hay tan pocas mujeres en programación?» Primero, hay más de ellas cada día, y segundo, porque es un asunto de la sociología y no de la biología. Si durante siglos a una persona le dicen: «Eres un pedazo de mirda , no vas a poder ser programadora, ve y cocina la sopa» (e incluso, según los comerciales que vimos, ni siquiera podrás lavar esa cocina sin los consejos de un hombre), la persona lo va a creer. Y en el caso de que logre alcanzar el éxito, va a pensar que es la única así, la excepción de la regla, y las otras niñas son una mierda.

Mientras tanto… la publicidad de Pampers nos dice: «Regalos para los niños, ganancia para las mamas», como las mamás fueran las únicas que tienen niños.

Mientras tanto… en la revista Lisa sale un artículo sobre los 6 comportamientos de los hombres que son difíciles de explicar: «Cuando en la pantalla del computador sale una ventanita con un texto difícil de entender, tú con temor lees el mensaje a tu hombre, lo primero que dice él con negligencia en su voz, es que debes instalar algún programa o algunos drivers. Luego él, mirando en tus ojos que expresan incomprensión, empieza a explicarte cómo hacer ese truco. Y ya después de cinco minutos él ron rabia lanza saliva sobre el teclado y pregunta a los cielos cómo es posible puede que sea tan estúpida. El problema es que el hombre no se dió cuenta de lo poco que sabes en esa área, y debiste aclarar desde el principio que no entiendes absolutamente nada. Pero tú asentías y mirabas al sitio de la pantalla que él apuntaba, en lugar de anotar los términos desconocidos para luego hacer las preguntas más concretas.» O otro: «Si cuando conduces un carro y un hombre está en el asiento de copiloto, él empieza a comportarse como si estuviera en un avión antes de una catástrofe. Él te grita, te pide ser más cuidadosa o incluso trata de abandonar el carro. Todo eso sucede porque él es muy responsable y quiere tener todo bajo su control. Prueba ocuparlo con algo para darle la ilusión de que él es el sueño de la situación.»

¿Les parece ridículo? Pero es el tipo de artículos que publican en las revistas para mujeres. Incluso en las revistas para las niñas adolescentes como Elle Girl ya salen artículos tipo «7 señales de una muchacha terrible: asegúrate de que no eres una de ellas». A las niñas les enseñan cómo comportarse con sus novios para no perder su afecto: «Él es un hombre, incluso si tiene sólo 13 años, él es la cabeza de la relación y sería ideal si él tomara todas las decisiones, preguntando por tus consejos, pero sin actuar según tu indicación.»

Para terminar terminar en una nota positiva: Lego’s ‘Women of NASA’ sale lifts off, lands as best-selling toy :)

Enlaces:

Imagenes: Beth Jusino/flickr.com, @vlast_Zh/Telegram

Comments