Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

Preguntas vergonzosas sobre el año 1937

| Comments

¿Qué es la Gran Purga? ¿Para qué fueron las represiones? ¿Stalin personalmente daba órdenes de ejecución?

El 30 de julio del año 1937 fue firmada la orden secreta del NKVD, el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos, №00447. Ese día se considera como el comienzo de la Gran Purga o el Gran Terror, el periodo de las represiones políticas, durante el cual, entre 1937 y 1938, arrestaron al menos 1,7 millón personas (más de 700 mil de ellas fueron ejecutadas).

¿Qué pasó exactamente en el año 1937?

En el verano de 1937 se inició una serie de represiones del gobierno, que ahora nosotros la llamamos el Gran Terror (ese nombre lo propuso un historiador británico llamado Robert Conquest en los años 60). La orden №00447 declaró una operación en contra de los kuláks (campesinos burgueses), durante la cual arrestaban a los campesinos, los curas, los que antes tenían títulos de nobleza, y también a las personas de los que tenían relaciones con el Movimiento Blanco o los partidos políticos de oposición.

Casi el tiempo con eso, se llevaron a cabo las operaciones «nacionales». Según unas listas, preparadas anteriormente, arrestaban a alemanes, polacos, letones y muchos otros extranjeros y ciudadanos de la Unión Soviética. Miles de personas cayeron en campos, acusados de mantener relaciones con los enemigos de la patria. Los llamaron «miembros de las familias de los traidores de la Patria».

¿Por qué fue necesario eso? ¿Y por qué en 1937?

A pesar de que en el año 1937 hubo una oleada de terror estatal, en realidad en los años anteriores se realizaron unos trabajos preparatorios. Muchos dicen, que el punto de partida fue el 1 de diciembre de 1934, cuando mataron a Sergei Kirov, líder del Partido Comunista en Leningrado. Todavía no está claro qué papel tenía Stalin en ese asesinato. En los años posteriores no solo aumentó la cantidad de detenciones, sino también hubo unos «juicios públicos» sobre algunos líderes del partido en Moscú, sobre los del bloque trotskista derecho. La prensa empezó a escribir acerca de la necesidad de endurecer la represión. Todo se preparaba para la nueva ola de terror estatal: se abrían los campos para los futuros «enemigos» del estado, se formaban unas comisiones especiales para revisar sus causas penales.

Hay varias explicaciones de por qué las represiones tomaron fuerza en el año 1937. La primera apunta a la política exterior: el curso de la guerra civil española, donde los comunistas fueron derrotados por el ejército franquista. Por otro lado, en Alemania, los nasiz tomaban fuerza y se sentía cómo se acercaba la nueva guerra mundial. En ese contexto se activó la paranoia por los espías, la búsqueda de los enemigos internos. Los primeros candidatos a ocupar ese rol de enemigos era la gente de la «época pasada» (los kuláks, sacerdotes, los eserres) y todo su entorno (familiares, amigos, compañeros de trabajo).

La violencia se volvió algo familiar.

Otra explicación importante era el sistema de gobernación que se formó durante los años 20 después de la revolución. En ese sistema no había libertades civiles ni políticas, no había elecciones, ni la libertad de expresión. La única forma de llevar a cabo cualquier transformación social era el terror. La violencia se volvió algo familiar.

Aunque las represiones eran atemorizantes, ellas también se volvieron parte de la vida cotidiana. EN ese sentido, el año 1937 se puede llamar único sólo por la intensidad y el alcance de las represiones. Ya habían pasado el terror rojo y la colectivización.

¿Cuántas víctimas hubo? ¿Por qué es común decir que la escala de terror es exagerada?

Durante el periodo activo del Gran Terror (desde agosto de 1937 hasta noviembre de 1938) más de 1 millón 700 mil personas fueron arrestadas. De ellos, más de 700 mil fueron fusilados. Y es la estimación estadística más baja, porque aparte de eso cientos de miles de personas fueron condenadas como «elementos socialmente dañinos». Además, muchos casos «criminales» de esa época también pudieron ser tratados como políticos (por ejemplo, el castigo por el retraso ó la ausencia laboral). Todo eso hace posible que se agreguen al menos varios cientos de miles de víctimas más a las estadísticas de terror de preguerra.

…más de 1 millón 700 mil personas fueron arrestadas.

Las afirmaciones sobre la «escala exagerada» del terror se asocian con dos ideas. La primera se duda de las estadísticas «falsificadas». Sin embargo, se han publicado muchos planes regionales de arrestos, se publicaron las listas de Stalin para ejecución y en muchas regiones divulgado los Libros de memoria, que se basan en los datos de archivo. Y la segunda está relacionada con la esencia de las acusaciones políticas. Muchos creían que si a alguien lo arrestaban, entonces la persona de verdad había hecho algo malo.

Bueno, ¿pero seguramente no los arrestaban sin ninguna razón? ¡Seguramente alguien era culpable!

La característica principal del terror soviético en los años 30 era su irracionalidad e imprevisibilidad. En eso difiere el terror de los nazis. Sí, la gente era arrestada por pertenecer al grupo de los ciudadanos «malos», aunque también detenían a barrenderos, a amas de casa, a deportistas, pintores; en resumen, a cualquiera. Sólo un porcentaje muy pequeño de los detenidos de verdad se ocupaban de una actividad indeseada. Pero los demás eran ciudadanos que respetaban la ley. Y como la investigación de sus casos a menudo fue acompañada de torturas (violencia física, amenazas a los familiares) el porcentaje de los que «confesaron» sus crímenes se acercaba al 100%.

¿Por qué a Stalin le echan la culpa por las represiones si los mismos ciudadanos se denunciaban entre sí?

Es otro mito muy común sobre las represiones - que eran 3 o 4 millones de denuncias. Sin ninguna duda, escribir denuncias era parte de toda esa histeria política. Sin embargo, a la mayoría de las gente la arrestaron según las listas, según los «planes» preparados anteriormente y autorizados, que incluían a todos los grupos de ciudadanos «no confiables».

¿Stalin personalmente daba órdenes de fusilar a la gente?

Claro que sí. De las 383 listas, 357 fueran firmadas personalmente por Stalin. La cantidad total de los condenados, según esas listas, era de 44,5 mil personas. La gran mayoría de ellos fueron fusilados. Además toda la arquitectura del terror fue planeada por Stalin y sus círculos cercanos. Las represiones se realizaban bajo su control personal: él recibía reportes sobre las campañas de detenciones. él agregaba algunos nombres de personas a las listas, y también leía las actas de interrogaciones.

¿Cómo funcionaba el sistema de control sobre las detenciones?

La campaña del Gran Terror está muy bien documentada. Aparte de las «listas de Stalin», se conservaron muchos mensajes cifrados con las solicitudes de especificar el lugar de detención o aumentar los planes de detenciones. La cantidad de detenciones se documentaba, para luego enviarla al «centro». Los jueces a veces competían entre ellos por la cantidad de casos investigados.

¿Había casos en los que alguien le dejaban escapar porque lo habían detenido por error?

Existen unas historias de unas liberaciones milagrosas, aunque eso ocurrió más que todo durante los años 20. Pero el sumario de los años 37-38 no permitía la absolución. Los acusados no tenían derecho a un abogado, ni a la revisión de la causa. Era muy común que la sentencia la ejecutaran el mismo día del tribunal.

¿A cuántas personas les castigaron por participar en los fusilamientos? ¿En general, hubo algún sistema de castigo para los funcionarios de la Checa (la Comisión Extraordinaria)?

Según la estadística, después de lo destitución de Nikolai Yezhov, fueron detenidos alrededor de mil funcionarios del NKVD. Sin embargo, justificaron la escala del terror porque algunos se sus subalternos «permitieron exageraciones». Muchos miembros de la Checa fueron destituidos, pero muchos otros siguieron trabajando e incluso recibieron condecoraciones después de la Segunda Guerra Mundial por el «trabajo político» en el ejército y volvieron de la Guerra como héroes.

Entradas relacionadas:

Fuentes y enlaces:

Comments