Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

La menstruación explicada para hombres

| Comments

La menstruación es un fenómeno con el que las mujeres viven la mitad de sus vidas, y por lo tanto, es necesario que los hombres conozcan y entiendan qué es eso.

Sin embargo, la menstruación sigue siendo uno de los temas más tabú en la sociedad. Se espera que una mujer haga todo lo posible para que nadie se de cuenta que ella tiene el periodo.

El periodo, regla o menstruación es el sangrado normal que experimentan las mujeres y algunas hembras mamíferas cuando el óvulo que fue expulsado del ovario para ser fecundado no se fertiliza. En esta última fase del ciclo menstrual, llamada fase postovulatoria, se produce cuando se desprende el endometrio, que se había ido engrosando como preparación para recibir, implantar y nutrir al óvulo fecundado. En total, el flujo de una menstruación es de entre 40 y 50 mL. Está compuesto de sangre, tejido endometrial y otros fluidos vaginales. Este fluido sale por la vagina y su duración promedio es de tres a siete días.

Wikipedia

¿Por qué debemos sentirnos avergonzadas por tener el periodo? ¿Por qué tenemos que esconder los tampones y las toallas? ¿Podemos pedirle el favor a un hombre de comprar tampones para nosotras? ¿Por qué en los comerciales de toallas sanitarias derraman un líquido azul en lugar de rojo? ¿O esos comerciales están hechos sólo para las pertenecientes a familias de la realeza?

«Un día escuché una conversación entre dos chicas hablando sobre su menstruación, tampones y todo eso. Era repugnante. Un hombre no debería oír conversaciones así. En cualquier caso, espero que nunca me piden hacer el amor con una mujer cuando tiene esas cosas...»

David 20 Años

«¿Qué pienso sobre la menstruación? ¿Por qué yo debería pensar en ello? Soy un hombre. Creo que una mujer no debe contar a un hombre sobre ningún detalle, relacionado a sus problemas íntimos. Y la verdadera feminidad, en mi opinión, es la capacidad de hacer todo para que un hombre no se entere de esas cosas.»

Alexander 39 Años

A taboo-free way to talk about periods | Aditi Gupta | TEDxGatewayWomen

Debido a la falta de conversación abierta sobre la menstruación, hay millones de mujeres en todo el mundo que no saben cómo opera su cuerpo y cómo cuidar de él, y a muchas les hacen sufrir la discriminación. En algunas culturas a las niñas no les permiten ir al colegio durante el periodo, e incluso tocar a otras personas durante el mismo.

También se trata de evitar los temas sobre la menstruación en el cine y en la publicidad, y la discusión en las redes sociales inevitablemente hará que los comentarios se vuelvan agresivos, incluso por parte de las propias mujeres.

¿Cómo se siente una mujer durante el periodo?

Cada mujer se siente muy diferente y no hay una respuesta universal. Incluso cada periodo de la misma mujer puede ocurrir de forma diferente.

La mayoría de las reglas duran de 3 a 5 días. Aunque el periodo entre 2 y 7 días se considera normal.

El 72% de las mujeres se sienten incómodas durante la menstruación, sienten dolor en la parte baja del abdomen. Algunas mujeres pueden sentir debilidad, tener micción más frecuente de lo usual, diarrea, escalofríos. A algunas en ese periodo les sale acné en la cara, el echo o la espalda.

Como los síntomas son tan diferentes, algunas mujeres pueden hacer ejercicio durante la regla, mientras que otras se pueden sentir débiles y adoloridas durante toda la menstruación.

La duración e intensidad del flujo menstrual se ven influenciada por diferentes factores: la dieta, el estado mental, los partos recientes, los diferentes métodos de anticoncepción. La cantidad de flujo puede variar entre cada una de nosotras, e incluso para la misma mujer, de mes a mes.

A veces me encuentro con la situación en la que unos amigos o compañeros de trabajo me invitan a salir a hacer deporte, o a montar en bicicleta, y les respondo que no puedo, pero me da vergüenza mencionar que no puedo hacerlo porque sé que tendré el periodo en esos días. Y eso me incómoda mucho. En lugar de decir las cosas como son, me pongo en una situación más incómoda, cuando los hombres no entienden por qué dije no y tratan de convencerme o insisten en que dé una razón válida para rechazar su propuesta. Con esa experiencia de toda la vida de escuchar comentarios poco adecuados de parte de los hombres, cuando se menciona el tema del periodo, ahora me abstengo de mencionar que tengo regla frente a los hombres que no conozco íntimamente. Pero ¡qué alivio sería hablar de eso de forma abierta, sin tener que escuchar sus chistes estúpidos!

Toallas sanitarias, tampones, etc.

Las toallas sanitarias son los medios de higiene más usados durante la regla. Las toallas tienen dos capas: una del material que absorbe la sangre, y la otra es la que retiene el líquido y no le deja ensuciar la ropa. Las toallas de mayor grado de absorción normalmente son algo más gruesas, lo que es bastante incómodo. Por otro lado son fáciles de usar, aunque no todas «respiran» bien, y una puede experimentar el efecto de “invernadero” en sus panties. No siempre es fácil esconderlas debajo la ropa (especialmente las toallas gruesas). Algunas toallas tienen «alas» para ajustarles mejor a la ropa interior, aunque a pesar de eso se desacomodan bastante fácil y pueden arrugarse.

Las toallas que se usan durante la noche son más largas (para disminuir el riesgo de manchar la sábana cuando una duerme boca arriba o abajo) y más gruesas, que les permite absorber durante más tiempo. Aunque las mujeres con el flujo intensivo igual tienen que despertarse durante la noche para ir y cambiarlas. Algunas de mis amigas tenían que colocar una toalla nocturna sobre otra para no manchar todo alrededor, y además se obligaban a despertarse varias veces durante la noche para cambiarlas.

Por tener celofán, algunas toallas hacen un sonido «frufrú» mientras la mujer camina.

Otra opción es usar tampones. Ellos se fabrican con material natural o sintético comprimido, tienen la forma de un cilindro de diámetro de 1-1,5 cm y una longitud de 4 cm o más. El tampón tiene una cuerda, que le permite sacarlo facilmente. El tampón se inserta en la vagina con la mano o con un aplicador. Cuando está mojado aumenta de tamaño, se hace más largo y más ancho. Normalmente, un tampón está diseñado para residir dentro del cuerpo por 4 horas.

Lo bueno de los tampones es que no se notan debajo la ropa. Como las excreciones se acumulan dentro del tampón, y no están en contacto directo con el aire, casi no aparece el olor desagradable. Aunque no para todas mujeres es cómodo introducir un tampón. Para algunas mujeres un tampón ejerce presión sobre la vejiga, y sienten necesidad de orinar con más frecuencia.

Los tampones tampoco garantizan protección completa: tienen un límite de capacidad, y cuando ya no pueden absorber más, simplemente dejan pasar la sangre. Por eso las mujeres que tienen un flujo intenso usan una tolla además de tampón para evitar accidentes. Por favor, la próxima vez, cuando quieren decir algo como: «¿Y qué problema hay con eso? Tienes tampones, ¿verdad? Tapa el hueco y ya.» - piensen primero.

Los comerciales nos dicen que con tampones una puede hacer cualquier actividad física sin problema: hacer deporte, montar a caballo o nadar. Ja. Ja. Ja. Sería muy chistoso, si no fuera tan triste. En el agua un tampón absorbe el agua de la piscina igual que a sangre, y así sube el riesgo de obtener una infección.

El uso de tampón puede causar el síndrome del choque tóxico. Es poco probable, pero es posible.

También existen las copas menstruales que se colocan dentro de la vagina. Son reutilizables. Son más ecológicas, aunque no sirven para todas. Es más difícil cambiarlas, especialmente en lugares públicos, porque se necesita un ambiente muy limpio para introducirlas y lavarlas.

¿Cómo llevar una toalla a al baño sin que los demás se den cuenta?

Desde el colegio, cada mes las mujeres están jugando en el mismo juego: tratar de llevar la toalla al baño para que nadie más se diera cuenta.

El sufrimiento real es en el colegio: hay que hacer todo tan discreto para que algún idiota no grite para todo el salón: «¿Qué escondes allá? ¡Muéstramelo!» o «¡Miren, ella tiene el periodo!». Por eso aparecen artículos como éste: Cómo arreglártelas con tu menstruación en la escuela.

Por un lado te dicen que debes estar orgullosa por tener el periodo, pero por otro aconsejan escoger la toalla sanitaria dentro de las botas:

Por un lado, puedes ponerlos en tu cartera; sin embargo, si no te permiten llevar bolsos de mano en la escuela, puedes colocarlos hábilmente en tu cartuchera, meter una toalla sanitaria en el bolsillo de tu fólder o cuaderno, o incluso colocar un tampón dentro de tus botas (si no tienes una mejor opción). Si piensas en algunos “lugares de escondite” con anticipación, entonces no estarás tan nerviosa cuando llegue ese momento del mes.

wikiHow Cómo Arreglártelas Con Tu Menstruación en La Escuela

¿Qué se puede hacer para llevar la toalla a escondidas?

  • Se puede ponerla en el bolsillo de atrás del pantalón y bajar la blusa. O a veces la ponen dentro del pantalón (bajo el caucho de la ropa interior) antes de salir al baño.
  • Llevar al baño todo el bolso completo para no sacar la cosmetiquera.
  • Ir al baño con la cosmetiquera.
  • Poner la toalla dentro del sostén (aunque eso no resuelve el problema de cómo sacarla del bolso para que nadie se diera cuenta).
  • Antes de salir al baño meter la mano en el bolso, sacar la toalla y meterla en la manga del saco y así llevarla hasta el baño.
  • Llevar toallas dentro de las botas, si son de caña larga.

¿Cómo salir al baño en colegio? ¿Qué hacer durante un examen o en la clase cuando el profesor no permite salir con el bolso, preocupado porque la muchacha pueda mirar las respuestas para el examen mientras esté en el baño?

¿Qué hacer si en el baño no hay caneca para botar la toalla usada? ¿Habrá que llevarla en bolsillo hasta que encuentres una caneca?

En el colegio sufría mucho por los comentarios que hacían mis compañeros de clase. Me avergonzaba que alguno de los niños sepa que tengo el periodo o que tenga mi ropa con las manchas de sangre (que pasaba a menudo por la falta de experiencia con las toallas y porque mi ciclo no era tan regular y predecible para mí). Una vez vi que cuando una de mis compañeras se levantó de la silla después de la clase, y quedó una mancha de sangre en la silla. Todos los chicos del salón empezaron a reírse. Desde ese momento por un tiempo me sentía muy paranoica y cada rato revisaba si tuve una fuga vergonzosa. Con los años ya aprendí sentir mi cuerpo mejor, pero esos tiempos en colegio eran una pesadilla.

Al graduarme del colegio pensé que dejé todas esos problemas en el pasado. Pero no era tan fácil. Aquí les dejo algunos de los comentarios que las mujeres reciben de los hombres adultos:

  • ¿Para qué necesitas llevar tu bolso para ir al baño? Déjalo aquí y yo lo cuido.
  • ¿Para qué necesitas cosmetiquera en el baño? ¿Vas a maquillarte?
  • Ah, esas mujeres no pueden dejar su cosmetiquera y la llevan cada vez cuando van al baño. Están obsesionadas con su maquillaje.

¿Se puede tener sexo durante el periodo?

No es recomendable. Durante los primeros días ni siguiera hay deseo de que alguien te toque. Además es evidente que sube mucho el riesgo de la infección, teniendo en cuenta que la sangre menstrual es un entorno favorable para el crecimiento de bacterias. Además el útero está ligeramente entreabierto durante la menstruación, y agentes infecciosos se pueden penetrar más fácilmente en ello.

¿Es posible quedarse embarazada teniendo sexo duerante el periodo?

Sí, es posible. Leer más.

El síndrome premenstrual (SPM)

Es el tema con que están asociado un montón de mitos.

¿Cuántas veces tenemos que escuchar comentarios machistas acerca del SPM? A los hombres les encanta usar ese mito para humillar a las mujeres, decirles que no son capaces de entender algo por tener el SPM, o mencionarlo cada ves cuando se sienten regañados o cuando ven a una mujer quejándose de algo. «¿Qué pasa, tienes la regla?» o «¿Estás en ese momento del mes?»

«¿Estás en ese momento del mes?» fue la respuesta que la compañera de una de las autoras recibió después de leer la cartilla a un compañero que no había cumplido los plazos previstos en la entrega de documentos.

Sólo de 3 a 8% de las mujeres sufren de SPM. En la sociedad circula un mito de que casi todas las mujeres sufren de bajo estado de ánimo y otros «placeres» antes de la llegada de los próximos días rojos. Sin embargo, no lo es.

Aquí lo explican muy bien:

Conferencia TED acerca del SPM: Robyn Stein DeLuca: Las buenas noticias acerca del síndrome premenstrual.

«Si un día una mujer está de mal humor es que tiene la regla. Cuando le pasa a un hombre, pobre, es por sus muchas preocupaciones».

Georgina Arquitecta

Enlaces (en español):

Enlaces (en inglés):

Enlaces (en ruso):

Entradas relacionadas:

Comments