Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

Piotr I

| Comments

En el año 1700 los suecos empezaron la Gran Guerra del Norte contra Rusia. Después de las primeras victorias de Piotr I le nombraron como Emperador…

Piotr fue el decimocuarto hijo del zar Alexey. Él tenía sólo cuatro años cuando su padre se murió. A su mamá y al pequeño Piotr los llevaron a la residencia Preobrazhenskoe al lado del Kremlin. Éste lugar iba a definir las inclinaciones de Piotr: primero, porque por allá está el río Yauza, y segundo, porque cerca estaba el Cuartel Alemán, que lo influyó mucho. A Piotr le enseñaron aritmética y geometría en holandés, y escribiendo cartas, le gustaba agregar unas palabras en alemán. Con la gente que Piotr encontró en el Cuartel él creó su “ejercito de diversión“. Así jugaba casi por 12 años, pero cuando Yauza ya empezó a ser demasiado pequeño para sus “batallas”, él trasladó su flotilla al lago Pereyaslávl.

Cuando Piotr empezó a gobernar el país, sus primeras campañas militares fueron hacia Azov. Tuvo prisa de medir las fuerzas con el Imperio Otomano. En el sur no habían fronteras exactas con la Turquía. Los turcos estaban en Crimea y en el Cáucaso y a veces iban hasta Tula para robar y llevar a los rusos a Estambul como esclavos.

El primer ataque a la fortaleza de Azov no tuvo éxito, pero Piotr no perdió la fuerza moral. Él se dio cuenta que sin la armada no era posible sitiar el fuerte en el mar de Azov. Entonces empezó a elevar la flotilla y después de un año realizó la segunda campaña, que termonó con la derrota de los turcos.

Pero Rusia no pudo estar sola en la guerra con Turquía, entonces Piotr tuvo que realizar la Gran Embajada a Europa para buscar a los aliados. El plan era como en las películas de espionaje: atisbar las tecnologías que usaban, aprender y contratar a los mercenarios. Piotr también fue a Europa, pero no como zar, sino tomando aspecto de un carpintero, para que nadie lo reconociera. Primero él fue a Königsberg donde obtuvo la profesión de artillero. Luego Piotr se dirigió a Holanda, que era en esa época una gran potencia marítima.

Decían que después de ese viaje Piotr cambió mucho: cuando regresó tuvo mucha intolerancia a las costumbres rusas. Lo primero que ordenó era cortar las barbas de los boyardos.

Como Rusia en esos tiempos no tenía su bandera, Piotr estableció la bandera rusa, tomando los colores de la bandera holandesa, que era raro, porque normalmente sólo los países muy cercanos tenían banderas parecidas, pero a Piotr no le importaba la opinión de los demás.

En Zandaam), la ciudad donde Piotr vivió por bastante tiempo, le hicieron un ramo de su altura – 2, 04 m. Por allá el dormía sentado en un armario (así eran los costumbres). Ahora, en su casa establecieron un museo y pusieron el fragmento del poema de Vasili Zhukovski: “…aquí está la cuna del Imperio tuyo, aquí nació la Gran Rusia.”

Cuando Piotr volvió a Rusia, Suecia ya empezó la guerra, que terminó luego con la derrota de Rusia. Piotr ordenó refundir las campanas de las iglesias para hacer los cañones. Con la segunda prueba él por fin obtuvo la victoria, y en 1720 entre Rusia y Suecia se hizo la paz (de la guerra que duró 20 años). Desde ese momento Rusia se nombró como el Imperio Ruso.

Comments