Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

El Jaguar Blanco

| Comments

(parcialmente plagiado de Arkady Fiedler)

John era un descendiente de los emigrantes polacos que vivían en los Estados Unidos al oeste de Virginia en los principios del siglo XVIII. Él era de una familia de campesinos muy humilde y trabajaba muy duro. Un día les llegó una carta postal en la que les avisaron que tenían que desocupar su finca, porque habían papeles que decían como si la tierra perteneciera a un conde británico.

John se puso furioso por esa arbitrariedad y envió la petición a las autoridades del Estado pidiendo la protección. Pero no pensó que ellos estaban en confabulación con los invasores, y un domingo por la noche un grupo de hombres con linternas se acercaron a su finca. Era un ejército que llegó a sacarlos de su tierra. Los campesinos les recibieron con armas y les detuvieron por un tiempo. John encabezó el movimiento campesino para luchar por su tierra y su libertad. Las autoridades tenían que enviar refuerzos y John con sus compañeros tuvieron que escaparse. La policía fijó el precio por su cabeza on la condición de encontrarlo vivo o muerto. El muchacho no tuvo otras opciones que irse el país.

Él encontró un barco mercante que se iba por el mar Caribe hasta América del Sur. John pidió un permiso al capitán para llevarlo a la expedición a cambio de ayudarle con todos los oficios en el barco.

Cuando el buque se desamarró, Juan empezó a tener preocupaciones: le pareció sospechoso el cuarto oscuro que estaba en la bodega. Después de unos días se dio cuenta de que llevaban unos esclavos para venderlos luego en la costa. Juan trató de averiguar más sobre las personas que estaban encerrados en ese cuarto. En una tarde alcanzó a escuchar una conversación entre dos esclavos. Resultó que les sostenían en las condiciones terribles. Al muchacho le conmovió mucho lo que oyó. Juan era de una familia noble y desde la niñez le inculcaron los criterios universales de justicia e igualdad, y según esto no pudo actuar de otra forma.

Después de unos días empezó la borrasca. Juan se aprovechó de la ocasión y en el alboroto nadie pudo darse cuenta de su desaparición. El muchacho se bajó a la bodega y rompió la cerradura, pero no pensó que os esclavos ya estaban encolerizados y iban a empezar una revuelta cruel. Ellos subieron a la cubierta y empezaron a matar a sus torturadores. La tormenta se volvió insoportable y como el barco quedó sin su tripulación, perdió el control. John corría como loco, tratando de amainar las velas y calmar a los revueltos. Pero en ese caos de agua, sangre, gritos no pudo hacer nada. Después de unas horas de pelea con la poder desenfrenada el barco se estrelló con un escollo…

Juan se despertó en la orilla de una isla inhabitada por las picaduras de moscas. El todavía no sabía que todos en el barco se habían ahogado, y que estaba absolutamente sólo rodeado con esa flora tropical, que tendría que aprender a sobrevivir aquí, que sería atacado por un jaguar, que luego se tropezaría con una tribu de arahuacos, que les ayudaría a pelear con los españoles, que le daría un beso a la hija de su chamán y que encontraría su hogar y familia en los bosques al lado del río Orinoco.

P.S.:

El texto escrito para una de mis tareas de español: escribir una historia usando las palabras conversación, postal, beso, desaparición, picaduras, domingo, universal, linterna, condición, hombres, criterios, libertad, insoportable, preocupación, flora.

El mapa que hice mientras estaba leyendo los libros de Arkady Fiedler “La isla de Robinson”, “Orinoco” u “El Jaguar Blanco”:

Comments