Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

La lata

| Comments

Antes con bastante frecuencia llevaba al trabajo una lata pequeña de maíz. Me servía mucho para tomar un bocado a por la tarde antes de irme a la casa.

Estando en Colombia, por nostalgia, un día decidí comprar una lata de esas. Pero cómo fue mi desengaño, cuando llegando a la casa descubrí que la lata no tenía la palanca y, por supuesto, no tuve el abrelatas. ¿Cómo abrirla entonces? La primera opción fue usar la fuerza física y tratar de hacer un agujero usando u cuchillo y algo para clavarlo en la tapa de la lata. Pero es bastante peligros porque el cuchillo puede resbalarse y lastimar la mano o la mesa.

…Las primeras conservas surgieron en Francia hace 200 años. Las hacían para los militares. Era la única forma de conservar la carne en las campañas largas. Antes las latas eran muy resistentes y las abrían con un martillo y cincel. Ahora el grosor de las láminas no supera 0.2 mm.

Primero esas hojas se cubren con una laca especial, para que el metal no se oxide. Luego las cortan en unos pedazos rectangulares y después los encorvan para hacer cilindros, y cuecen los bordes.

Del mismo material tallan los fondos y las tapas. Luego con una máquina juntan el fondo de la lata y las paredes a un todo único. Después en las latas ponen algo que quieren conservar, por ejemplo, la carne, dejando el espacio para libre, porque durante la preparación la carne va a hervir y puede explotar. Vamos a verlo más detallado: la tapa presionada en el interior de de la lata y la “abraza” (se dobla y se une a la pared de la lata) por fuera. Arriba de la lata aparece un saliente que es su parte débil.

La carne está cociéndose por una hora con un temperatura de 200°C y la presión de 2 atmósferas.

Ahora con la lima se afila la parte superior de la lata y se abre. En las condiciones extremas se puede hacer con una piedra rugosa.

la otra forma de abrir la es crear la diferencia de presión por dentro de la lata y afuera, calentándola en una cacerola llena de agua. Pero creo que la masa de maíz sea muy apetitosa.

(Por si a alguien le interesa, al final la abrí con mi navaja suiza)

Comments