Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

Groserías

| Comments

(antes de empezar me gustaría anotar que todas las entradas de este blog son sólo los textos tontos que me ayudan a practicar español y no pretenden ser la verdad en la primera instancia)

Hace unos días sufrí un accidente con bicicleta y me encontré con el dolor muy fuerte. Cuando me llevaron al hospital, tuve que subir a tres camillas: a una para que el doctor me mire, luego otra para hacer inyección y tercera de radiografía. Todas esas veces eran como una pesadilla y no sabía cómo aguantar ese dolor. Lo primero que me ocurrió era decir groserías en ruso…

En ruso, como en español, hay muchas palabras vulgares, pero sólo cuatro de ellas son realmente groseras. Están prohibidas en las canales (al menos federales) de televisión, los pitan en el cine… en una palabra, se consideran muy fuertes. Son las palabras de tabú, y por eso tienen ese efecto de alivio. La persona, pronunciandolas siente que cruce el límite, dice algo que confunde a los demás, y en el mismo tiempo se libera del problema/situación que tiene.

Por ejemplo, cuando uno está martillando y por error aplica el martillo no al clavo, pero a su dedo, y diciendo una de esas palabras en voz alta le ayuda a distraerse del dolor.

Por eso, creo que cuando los jovenes (oh, escribiendo así me siento super vieja) pronuncian grocerias en la cada esquina, ellas pierden su sentido, su valor, su uso, y a ellos ya no les quedan las formas de expresar su dolor/enojo/furia/irritacion de manera verbal (y menos agresiva).

…Pero en mi caso gritando groserías en ruso no ayudó, porque para el personal médico eran sólo algunas palabras en el idioma extranjero, y pronunciandolas no cruzaba ningún tabú de ellos. Gritando groserías en español tampoco da el alivio. Primero, porque en español hay muchas palabras vulgares, pero no hay una lista de unas tabuidas. Y por otro lado, como no es mi idioma natal, no siento la fuerza que tiene una o otra palabra.

Comments