Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

Intelligentsia

| Comments

Según el diccionario de Vladímir Dal, intelligentsia es “la parte de la sociedad razonable, culta e intelectualmente desarrollada”. El término nació en el siglo XIX en Rusia, lo mencionó el poeta ruso Vasili Zhukovski en su diario, describiendo la sociedad de San Petersburgo. En la cultura rusa en los días prerevolucionarios de 1917 bajo dicha palabra se sobrentendió que es la gente que no sólo es inteligente, sino que tiene inclinaciones al mesianismo, es decir: una preocupación por el destino de la humanidad, tendencias a la crítica social, capacidad de solidarizarse con “los humillados y ofendidos”. En primer lugar, la intelligentsia se oponía al poder del Estado. Un poco más tarde, en la Unión Soviética la llamaron con desprecio “la capa intermedia” de la sociedad. No cualquier persona culta podía ser considerada en este grupo, apenas unos que criticaban al gobierno “atrasado”. Por el contraste entre la pretensión al mesianismo y aislamiento del pueblo los llevó al abismo entre ellos y los demás. Y en los tiempos contemporáneos mantiene esta tendencia. La intelligentsia de hoy sigue con el mismo romanticismo: quiere ver todas las cosas bonitas y al mismo tiempo separarse de todo lo malo. No nota la variedad en la vida. Pero este no significa que tienen que dejar de separar lo bueno y lo malo, sino pensar que esto ya está hecho en algún otro lugar, o como dicen, “en los países normales”. Como dijo A. Baunov (filólogo y periodista), ellos son como los primeros cristianos, pero en lugar de Dios, creen en “la razón”. Ellos sueñan que el lobo debe acostarse al lado del cordero. Y sus quejas del mundo y de los políticos son siguientes: ¿dónde tienes un lugar para un cordero? Pero no sólo en Rusia son así. Esto nos une con Latinoamérica, donde están desolados, porque no llegó el reino de los cielos, y que la vida no ha cambiado. Esto estado de ánimo es también ruso – el romanticismo cristiano, mejor infantilismo. Baunov piensa que todo el continente latinoamericano es una Europa oriental al revés: mientras los europeos se quejan de que vinieron los rusos y les impusieron su socialismo y no les permitieron conformar una democracia; los latinoamericanos se quejan de los estadounidenses por no permitir la formación del socialismo.

Comments