Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

El desastre

| Comments

Dos hombres estaban pescando el 26 de abril de 1986 en la orilla del río Pripyat. Ellos no imaginaban que ese sería el ultimo día de sus vidas.

A unos metros estaba la central nuclear de Chernóbil. Allí era donde trabajaban, pero ese era su día libre. En el interior de un edificio grande otros tres hombres estaban realizando una prueba para saber las capacidades del reactor atómico. Entre ellos se encontraba un joven ingeniero, un supervisor y su jefe Dyatlov. Fue una sorpresa para todos que, antes de la prueba, descendiera el nivel de potencia. El ingeniero advirtió a sus compañeros no deberían continuar con el experimento bajo esas condiciones, pero Dyatlov, que antes ya había presenciado un accidente con otro reactor, estaba preocupado por su reputación y mandó que siguieran con la prueba. Pero nadie sabía que ese reactor tenía una falla en el diseño y funcionaba mal con baja potencia. Diantlov ordenó al ingeniero que subiera las barras de control. Esto llevó a que el reactor se calentara y produjera mucho vapor, quedándose sin agua a cada minuto. Así en su interior se formó un espacio muy caliente, que finalmente explotó.

Los dos pescadores pudieron observar una cadena de explosiones. En una hora comenzaron a sentirse mal, y horas después su piel se oscureció, lo que significó que recibieron una dosis de radiación muy alta. Su muerte era inevitable.

Imagen: © Caroline

Comments