Cansada de ser feliz

Bienvenidos a mi flujo de conciencia

El patio

| Comments

Ya empieza a atardecer. El sol se está poniendo, dejando la luz tenue y suave que produce las sombras largas. Un viejo está sentado en una banca debajo del árbol. Está muy concentrado sobre la apretura de ajedrez. Sus manos y su rostro están cubiertos de arrugas, se ve simiesco, por eso a primera vista parece que es poco amistoso.

En la fuente al lado el agua murmura y llama a los pájaros que quieren calmar su sed. El ruido que hacen atrae la atención del viejo y él empieza a mirarlos. Él saca la botella de limonada para tomar un trago, y su mirada fija en el columpio que está en el otro rincón del patio. Aquí se estaba columpiando cuando era niño. Ya pasaron casi 50 años desde cuando le cogieron y metieron en la cárcel, hace 50 años no ha visto estos columpios. El viejo atraviesa el patio y se sume en las memorias. Ya le parece que vive de nuevo, y solo las cicatrices en su espalda recuadran de los tiempos oscuros. Por fin el siente como encontró su origen, el comienzo de todo, desde que ahora puede empezarlo de nuevo y pintarlo de otros colores.

Comments